Atrévete a darle un toque muy sofisticado al dormitorio o cuarto de juegos de tu peque con el papel pintado infantil. Puedes empapelar una pared, las puertas de un armario o incluso toda la habitación. ¡El resultado será de revista!